¿En qué nos benefician los Antioxidantes?


Para conquistar una dieta mas saludable es bueno conocer dónde se encuentran y en qué nos benefician los Antioxidantes. En mi experiencia profesional existen dos vertientes. La primera, personas que ingieren muchos alimentos ya sea por placer o hábito (conocimiento) que son ricos en antioxidantes. La segunda, o la menos favorable es donde las personas consumen con frecuencia muchos alimentos que no son ricos en antioxidantes. Mi legado es dedicado a la salud y en este artículo nos instruiremos sobre los antioxidantes, sus funciones, donde encontrarlos y definir  su contraparte, las moléculas llamadas “radicales libres”.

¿Qué son Los Antioxidantes?



Son aquellas sustancias que nos ayudan a neutralizar radicales libres, protegiendo nuestras células, contribuyendo a mejorar nuestras defensas, y retrasando el proceso de envejecimiento cutáneo (anti-envejecimiento). Integran parte de nuestra protección contra el cáncer y las enfermedades cardíacas ya que protegen las paredes de las arterias. Su presencia  perfecciona nuestra calidad de vida.

¿Donde están los antioxidantes?

Se  hallan de forma natural en muchas frutas, hortalizas y verduras. A continuación entrego un listado de alimentos que deben incluir en sus dietas:
Kiwis, melón, frutas cítricas (Naranjas, Toronjas, parchita), sandia, las grosellas (moras, frambuesa, blue berries, black berries, cherries), fresas, pepino, nabo y crucíferas (brócoli, coliflor y los repollitos de Bruselas).
Incluyan alimentos de color anaranjado como la calabaza, la zanahoria, duraznos, damascos y mangos son fuente de beta caroteno o pro vitamina A, de alto poder antioxidante, esenciales para mantener la piel y tejidos. Siempre recomiendo incrementar la ingesta de estos alimentos cuando proyectamos estar expuestos al sol.
El tomate no solo es fuente de vitamina C sino también lo es del acido alfa-lipoico, una sustancia que podríamos llamar el antioxidante ideal ya que elimina varias especies de radicales libres, ofrece protección dentro y fuera de las células especialmente porque en su presencia el efecto del resto de los antioxidantes se ve potenciado.



¿Qué son Radicales Libres?



Moléculas a las que les falta un electrón y buscan desesperadamente estabilizarse ROBANDOLO a otra molécula, atacando de esta manera membranas celulares (proteínas, lípidos, glúcidos) y al ADN principalmente. A más producción de radicales libres, más probabilidades de oxidación de moléculas y por tanto, más degradación de células. Los radicales libres son producidos por acción del OXIGENO, al respirar y durante el metabolismo de todo lo que comemos para obtener energía. En ciertas cantidades y bajo “el control” de los antioxidantes, permiten defendernos de la acción de virus y bacterias, protegiendo nuestra salud. Varias razones como por ejemplo la exposición al humo de cigarrillos (propios o ajenos), la contaminación ambiental, el estrés, algunos medicamentos, el consumo de pesticidas a través de ciertos alimentos, el exceso de grasas saturadas (de origen animal) y los aceites cocidos (en frituras o salteados) pueden generar una cantidad mayor de radicales libres que la necesaria y estos,“fuera de control” atacan entonces nuestras células, dañándolas y convirtiéndolas a su vez, en nuevos radicales libres, produciéndose una reacción en cadena. Al dañar las células de nuestra piel provocan su envejecimiento, ya que esta se torna seca y arrugada, y al dañar a los glóbulos blancos van debilitando nuestro sistema inmunológico. Pueden producir degeneración de tejidos, contribuyendo al desarrollo de tumores benignos o malignos como el cáncer de mama, de útero, estómago, pulmón y próstata, y  enfermedades degenerativas.

Las Fuentes Antioxidantes.

Cuando se desconocen las dosis más adecuadas, conviene consultar a un nutricionista y no abusar de los suplementos o antioxidantes en capsulas. Lo ideal es incorporarlos a través de nuestra alimentación cotidiana.

Vitamina C: además de tener poder antioxidante, ayuda a la absorción del hierro previniendo la anemia y contribuye a la cicatrización de heridas. Todos los fumadores tienen un déficit de esta vitamina por lo que necesitan consumir el doble que los que no fuman.

La Vitamina E: tiene potente acción antioxidante, estimula al sistema inmunológico y contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.
Todos los aceites vegetales como el de girasol y principalmente el de oliva, en especial el extra virgen o el de linaza de primera presión en frío. Otras fuentes son el germen de trigo, o linaza (que se puede espolvorear sobre las comidas o agregar a caldos, sopas o yogures), las semillas de girasol y de sésamo y las frutas secas como las nueces.

El Selenio: es un mineral con función antioxidante, que ayuda a fortalecer al sistema inmunológico. Se lo puede encontrar en las nueces, el ajo, el pescado y las ostras.

El Zinc: Mejora nuestras defensas y ayuda a mantener la elasticidad de la piel. Podemos encontrarlo en las frutas secas (nueces, almendras, maní, avellanas), en los cereales de granos enteros, partes oscuras del pollo.

El Té Verde: La mas antigua bebida consumida en China y Japón, El té verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos propios del envejecimiento.

            El Té de Kombucha: poderoso desintoxicante en China y considerado el elixir de la buena salud.






El Vino Tinto: refuerza las defensas antioxidantes del organismo y enzimas antioxidantes endógenas.





Para concluir, reafirmo que es sumamente importe conocer la  composición de los alimentos que se llevan al estómago, sus beneficios y sus perjuicios. Nuestras opciones para la ingesta deben estar basadas en alimentos densamente nutritivos, que nos aporten vitaminas, minerales y antioxidantes. Nadie puede garantizarnos un vida eterna, pero está comprobado que los antioxidantes contribuyen a protegernos de las enfermedades cardiovasculares, de la formación de tumores, que refuerzan nuestras defensas y que demoran el envejecimiento celular. Hasta el próximo articulo. Paz y Bien.